lunes, 29 de junio de 2009

ANTE LA CRISIS : ¿SOCIALISMO O MAS CAPITALISMO DE ESTADO?






El Presidente Chávez, en su diagnostico sobre la crisis ha definido correctamente, desde nuestro punto de vist, que esta no es sólo una crisis financiera o económica. Por el contrario asegura, toda vez que puede, que es una crisis terminal del capitalismo como sistema. Y que por tanto se ha abierto una gran oportunidad en el mundo para ganar la batalla contra la barbarie capitalista luchando por el socialismo.



Este debate afecta todo el proceso revolucionario bolivariano y al menos al latinoamericano. Es cierto que ha llegado la hora de terminar con el saqueo y la explotación capitalista que tan bien describe Eduardo Galeano en "Las Venas abiertas de América Látina", e iniciar el camino de la transición. De ser así, ¿Cuales son las palancas fundamentales para la transformación, para la profundización de la revolución, para iniciar a toda velocidad la transición al socialismo en el proceso Bolivariano? Y en este proceso ¿cual es el papel de los trabajadores y los sectores populares revolucionarios? Depende de cuál sea el rumbo que se elija definitivamente: o vamos en busca de la construcción del socialismo o por el contrario se harán se harán más pronunciados los rasgos de capitalismo de estado y se fortalecerá el estado burgués en el que se apoya la estructura del gobierno bolivariano. O hacia el socialismo o hacia la barbarie a la que arrastrará al pueblo la crisis actual. Por que no importa cual sea el apellido que tenga el capitalismo, siempre es capitalismo.


Primeras medidas económicas: Las primeras medidas anti crisis adelantadas por el gobierno no son medidas anticapitalistas. No se trata solo del aumento del IVA que paga el pueblo. Aunmento que no compensa el nuevo salario mínimo. El problemas más de fondo es que nohay en ella una carga de la crisis sobre los apitalistas: ni siquiera del sector financiero. Los bancos han sido los más beneficiados en los últimos años y casi no pagan impuestos. Sobre 960 millones de BsF. que han ganado en el 2007 los bancos privados han pagado impuestos por apenas 90 millones de BsF. Ni que hablar de las ganacias de la empresas que asociadas a PDVSA se dedican a la explotación petrolera, u otros secrtores de grandes empresarios. Tampoco pagan impuestos aquellos que han comprado o compren en el futuro deuda del estado, ellos no pagan impuestos alas ganacias. No alcanza con buenos discursos de cuño marxista o humanista, si no se avanza hacia medidas que hagan que la crisis la paguen los capitalistas se retrocederá en las transformaciones positivas que el proceso trajo al pueblo. No se les puede pedir a los trabajadores y al pueblo que sigan haciendo cargo del costo de la misma. Si se insiste en esta tónica vamos a enfrentamiento cada vez más duros entre el capital y el trabajo. o lo que es lo mismo entre los TRABAJADORES y el ESTADO BURGUÉS.


El papel de la clase obrera y la contradicción de la relaciones de producción: Una parte principal del debate es que hace a la reivindicaciones de la clase obrera. La transición al socialismo exige como condición, la participación activa en la lucha políticade los trabajadores. Pero esto lamentablemente, se esta presentando al pueblo como contrariocon la reivndicaciones sociales y económicas de los mismos. sin embargo, tampoco se les asignan a los trabajadores un papel dirigente en la parte nacionalizada de la economía ni en las principales decisiones políticas. El tema de la crisis del Aluminio y de las Industrias básicas en ciudad Guayana, expresa de manera aguda este grave problema. en la medida que el sistema de gerencia, gestion y administración de las corporaciones estatales siga copiando los métodos capitalistas, con gerentes que perciben 10 o mas veces el salario medio y muchos más beneficios que los trabajadores, donde el trato es de explotación, se seguirán reproduciendo las mismas relaciones de producción y por lo tanto de explotación del capital sobre trabajo. Ya sea el patrono estatal o privado, las reivindicaciones económicas y sociales de los trabajadores serán un motor de justa lucha social. Si el alto gobierno es sordo a estos reclamos, estas justas luchas enfrentarán a los dirigentes políticos del proceso con la base social de la revolución, con los sectores que rescatarón al presidente el 13 de abril y que derrotaron el paro sabotaje. Una prueba de esta política equivocada es el ataque que desde diversos sectores del gobierno se les está haciendo a las discusiones de los contratos colectivos. Pretender que los trabajadores se resignen a sus viejos salarios, como en PDVSA, o suspender las negociaciones y hasta no querer contrato único como en Fetraelec o amenazar con militarizar sectores obreros, mientras se los sigue tratando como simples explotados y no protagonistas del proceso revolcionario, empuja más las luchas. Esa es la lógica del capitalismo bajo el que hoy estamos viviendo.
Participación popular y movilización permanente como garantía de avancea la transición. Todo proceso revolucionario y así lo ha demostrato la historia de las revoluciones, es dinámico, avanza o retrocede. Mientras que al mismo tiempo, dentro del mismo proceso se desarrolla una fuerte lucha de clases, de ideas, de proyectos, entre diversos sectores que tienen posiciones diferentes. algunas veces se imponen unas ideas y otras veces otras. sin embargo, lo importante es que el proceso no se detenga. Por eso es fundamental la participación política del pueblo revolucionario de manera directa. En este sentido el plan socialista, los gabinetes populares que se estan poniendo en práctica y la organización de formas directas de participación popular son alentadores. Pero sólo no es sufciente. La movilización permanente en el debate, reclamo y la exigencia de medidas necesarias pero que se frenanya sea por errores o ineficiencia y corrupción, son imprescindible para empujar a la revolución. las medidas del ministerio de comercio para derrotar el desabastecimiento de arroz y la puesta en marcha de las plantas arroceras son un ejemplo que hay que profundizar. Allí se buscó apoyo en los sindicatos, se hizo el plan con los trabajadores y se mostró en un breve lapso de tiempo que era posible, poner a producir las plantas intervenidas, y hacer crecer la producción, lográndose tambien ampliar el personal que trabajaen ellas. Esto debe extenderse a todas las áreas. no es otra cosa que la participación directa de los trabajadores y comunidades en el control y en la ejecución de las medidas necesarias. La movilización por reclamos políticos, es también una garantía de la democracia participativa. La resolución de la encrucijada en la que ha puesto la revoluciónbolivariana la crisis internacional se basará en estas medidasentre muchas otras. Podríamos decir que para enrumbarnos en el camino de la transición al socialismo debemos luchar por que se apliquen medidas económicas anticapitalistas, se abra la libre participación política y en el control, la gestión, y la administración de los trabajadores en la vida económica del país, que se insentive la controlaría social, la participación popular y la movilización permanente del pueblo revolucionario. De lo contrario el camino lleva a más capitalismo, a ese sistema que el propio presidente Chávez dice que esta en crisis terminal y que nos conduce a la barbarie.