lunes, 5 de septiembre de 2011

"Malas políticas del Gobierno Nacional han exterminado capacidad adquisitiva"

Como demagógicas y antipatriotas calificó el expresidente de Fedecámaras Táchira, José Rozo, las declaraciones del viceministro del Trabajo, Néstor Ovalles, quien aseguró el jueves en San Cristóbal que con el nuevo incremento salarial de 10%, lo cual eleva el ingreso mínimo a 1.548 bs., más el bono de alimentación, el venezolano cubrirá las necesidades de la cesta básica; "sin importar que requiera pagar alquiler, comprar ropa, útiles escolares, pagar servicios públicos, acceder espacios de recreación y diversión, y sin derecho a tener un ingreso familiar justo y digno".

Aseguró Rozo que, "el Gobierno Nacional con sus políticas económicas antiprogresistas y antipatrióticas ha ido desmejorando y exterminando la capacidad adquisitiva de las personas, lo cual se refleja en la caída del salario real en 21% en 2010 y una inflación anual o carestía de 26,9% . Por tanto, decir que con este incremento se mejorará la calidad de vida, es caerle a mentiras a la gente, y el pueblo lo sabe, porque lo vive a diario en la calle".

--- Cuando este funcionario dice que ahora sí alcanza el salario para la cesta básica alimentaria, quiere decir que antes no estuvo cubierta esta necesidad; pues quienes van al supermercado saben que cada vez deben pagar más y llevar menos productos, porque no hay políticas de impacto dirigidas a evitar el deterioro del salario real que ha ido cayendo drásticamente en los últimos años y el Gobierno es el responsable de los aciertos y desaciertos de la economía venezolana, porque ha venido imponiendo políticas que generan más escasez de bienes vitales, como alimentos, medicinas y repuestos, entre muchos otros, mientras persistan estas acciones del poder central, ningún salario mínimo rendirá a los venezolanos"---, indicó. 

Además, explicó que "se ha acorralado al sector privado, que es el mayor generador de fuentes de empleo donde muchos trabajadores gozan de mejores beneficios de ley, con posibilidades de progresar. De hecho, la Constitución Nacional refiere un salario justo, mas no mínimo, ya que debe cubrir las necesidades elementales de la familia y mucho más, y eso es lo que durante muchos años hemos venido promoviendo entre los empresarios, cumplir con la ley y un poco más, para que los trabajadores gocen del derecho a la diversión, al libre esparcimiento, que actualmente están reducidos a cero". 

--- Ahí están las cifras respecto al turismo local, regional y nacional, ha caído abiertamente, en vista de que los únicos que pueden viajar son los que tienen acceso a los dólares preferenciales, porque hacer turismo internamente resulta mucho más costoso que viajar fuera del país, pues Venezuela es sumamente costosa, y el mercado negro hace inaccesible los bienes que se requieren y los empresarios tienen que sobrepagar las materias primas e insumos ya terminados para ofrecerlos a sus consumidores. 

Lamentablemente, dijo, "vemos que apenas 52% del sector industrial, producto de la inseguridad jurídica, la falta de insumos y el acceso a las divisas para importar insumos, esto influye en el hecho de que desde hace cuatro años para acá no se hayan creado nuevas fuentes de empleo digno". 

Esto, a juicio de Rozo, va en detrimento de la calidad de vida de las familias venezolanas, porque "las empresas que son las empleadoras se han ido a la quiebra o han cerrado y, con ello, el Gobierno ha ido fomentando el aumento de la economía informal o el subempleo, que desencadena a su vez en pobreza y miseria para los venezolanos, especialmente entre las clases populares más desposeídas, contrario al deber ser, pues lo que reivindica al ser humano es el empleo digno y con beneficios", dijo.

En este sentido, precisó que no tiene las mismas condiciones un trabajador de la calle que uno que labore en una empresa donde tiene accesos a todos los beneficios laborales, cuyos ingresos oscilan entre 4 y 5 mil bs. mensuales, eso no se lo gana un vendedor ambulante. De allí que, las medidas de represión perjudican a la mayoría de la población que no es acaudalada.

En consecuencia, consideró el expresidente de Fedecámaras Táchira que, todo esto repercutirá en las próximas elecciones presidenciales, porque "el venezolano es sabio a la hora de ejercer su derecho al sufragio, siente y padece los rigores de la inflación cuando va de compras y el dinero no le alcanza para nada, por culpa de políticas fracasadas y una mala administración y distribución de las riquezas del país". 

--- Se requiere un gobierno nuevo que aplique políticas de carácter nacionalista, que piense primero en la economía interna, no subsidiar a las grandes transnacionales como lo hace actualmente el Ejecutivo Nacional, así como eliminar la importación de tantos rubros primordiales, con lo cual se genera empleo afuera, a sabiendas de que deberíamos tener un autoabastecimiento, y eso se logra con una alianza entre el sector público y el privado, no acabando a éste último---, afirmó.